11 de mayo de 2012

Tarta de manzana

Hola de nuevo, hoy voy a poner una tarta de manzana que aprendí a hacer porque a mi padre le gustaba mucho.

Siempre me decía que porque no le hacía una tarta de manzana que comía en el Corte Inglés, y así lo hice.

Hice un curso de cocina en un restaurante muy conocido y de mucho prestigio y allí me lo enseñaron, habrá gente que diga que es una tarta muy normal, pero para mi eran mis comienzos como cocinera y repostera, así que me hizo mucha ilusión aprenderlo.

La tarta no tiene mucho misterio, pero para el que la quiera hacer ahí va la receta.


INGREDIENTES

Masa quebrada:

- 300 gr de harina
- 150 gr de azúcar
- 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 huevo
- vainilla azucarada o esencia de vainilla
- ralladura de 1 limón

Crema pastelera:


- 1 litro de leche
- 80 gr de maicena
- 1 palo de canela
- Cáscara de 1 limón
- 8 yemas de huevo (esta es la receta original, pero yo le puse sólo 4 yemas y quedó muy bien, pero el    
  que quiera que le ponga 8).
- 250 gr de azúcar
- Vainilla
- manzanas para decorar, según como sea de grande el molde, serán 3 ó 4 piezas en gajos.

Preparación.


Primero hago la masa quebrada, hago un volcán y pongo los ingredientes en el centro, voy mezclando con cuidado hasta que todo está perfectamente integrado.

Se quedará una masa como rugosa, pero es así, en el molde donde vayamos a hacer la tarta, untado con mantequilla, se extiende la masa, no hace falta rodillo, yo pongo la masa en medio del molde y lo extiendo con las manos hasta cubrir el fondo y las paredes del molde( tiene que llegar hasta los bordes para que se queden al mismo nivel crema y masa quebrada, es decir a la misma altura).

En una olla ponemos la leche, el palo de canela, cáscara de limón, azúcar, y vainilla. Lo calentamos sin que llegue a ebullición y se retira del fuego, más que nada, esto es para que la leche infusione con los sabores, si se quiere se puede hacer 1 día antes y meterlo a la nevera, sabrá mucho mejor.

Se cuela y aparte mezclamos la maicena y las yemas, ponemos la leche al fuego y añadimos la mezcla de yemas, lo dejamos y sin parar de mover hasta que espese, con cuidado que no se pegue.

Cuando esté lista, la ponemos encima de la masa quebrada, encima ponemos los gajos de manzana y lo metemos al horno precalentado a 180 grados y cuando la manzana esté dorada, se saca del horno.


Cuando esté fría se le pone mermelada de manzana o melocotón para darle brillo y una guinda en medio, o lo que a cada cual le guste poner, os invito a que la hagáis está buenísima, espero que os guste.

Se me olvidaba poner que con la masa quebrada, también se pueden hacer pastas de té.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada